ÁNGEL DE LA GUARDA

Cierro los ojos
y percibo una silueta que se acerca.

La sombra se coloca frente a mi
y unos brazos fuertes y protectores me rodean.

Entonces me doy cuenta.
Eres tú, que estás conmigo.
Sigues ahí, jamás te has ido.

Sigo sin abrir los ojos,
susurrás algo en mi oído.
No puedo olvidar sonreír
todo vuelve a tener sentido.

1 comentarios:

SoNjA dijo...

Me encanto tu poema!! la verdad qe me inspiroo! hace meses que estoy escribiendo un libro sobre un angel... y me facina todo lo que hable de angeles, pero lo tuyo me encanto realmente! ahh y soy de Paraguay! Creo que tienes un gran talento..

Publicar un comentario

Te agradezco tu visita y me gustarìa que me dejaras un comentario. No lo hagas anonimamente, dime quien eres, asì es màs fàcil. Gracias.